Usuario: Contraseña:
# | A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z
WEBS AMIGAS
Letras de Canciones de Myriam, Biografia y albums de Myriam

Letras y biografía de Myriam

n/a, n/a
Imprimir Myriam
Videos musicales y videoclips de Myriam

 

BIOGRAFIA DE Myriam


Originaria de San Nicolás de los Garza, Nuevo León, Myriam nació el 8 de Febrero de 1981, rodeada de una numerosa familia, la cual ha sido nutrida de valores inculcados por sus padres el Sr. Juan Antonio y la Sra. Maria del Refugio. Siendo la séptima integrante de una familia de ocho hermanos la pequeña Myriam fue siempre cuidada y consentida por sus hermanos, Marylin, Corina, Irasema, Verónica, Juan Everardo, Cristina y Víctor (q.e.p.d.).
Myriam, vivió una niñez sencilla y bonita, le gustaba jugar a las muñecas y a la escuelita, para lo cual utilizaba como pizarrón las puertas de su casa y como alumnos utensilios de cocina y sus muñecos, quienes a su vez se convertían en su público cuando jugaba a cantar.

Como cualquier niña de su edad, Myriam tenía gustos especiales en la televisión; alvin y las ardillas, los pitufos, the thunder cats, rosita fresita y katy la oruga fueron sus caricaturas favoritas. Desde temprana edad mostraba ya sus aptitudes artísticas, siendo siempre quien amenizaba las fiestas familiares, ya fuera cantando, bailando e incluso imitando. La canción que más le gustaba cantar era “cielito lindo”.

Su adolescencia
En su adolescencia, ya se vislumbraba en Myriam esa imagen que la caracteriza: su delgadísima figura, sus ojos grandes y expresivos color café claro, y el cabello teñido que resaltan su belleza exterior.

Su vida continua entre el estudio, clases de baile y canto. Myriam solía ser una persona que con sus amigos gustaba de ir al boliche y al cine. Las vacaciones en familia, las idas a pescar y montar a caballo eran sus actividades favoritas. Al terminar la preparatoria, presenta examen en la facultad de enfermería de Monterrey. Ya con examen aprobado Myriam decide dejar la escuela y enfocarse en su gran pasión: cantar.

Ya con la seguridad del camino que había decidido seguir, se integra en algunos de los grupos musicales más reconocidos de Monterrey que amenizaban en eventos sociales, fiestas y programas televisivos locales, estos afortunados grupos que trabajaron con ella fueron: Obsesión, Shandal, Conspiración, Ébano y Marfil, Liberación y Compass.

Gustos y Aficiones
Aunque melindrosa desde niña, su gusto por las pizzas y el macarrón con pollo y crema, no ha cambiado y hacen que estos platillos sean siempre sus preferidos. En su tiempo libre, y cuando puede sale a la disco, al boliche, al cine, pero siempre que puede da tiempo a su familia, y a sus clubs de fans, que como ella lo dice, son también ya una parte importante de su vida y son como parte de su familia. El gusto por la música le viene heredado de sus abuelos. Cuando su hermano Juan tocaba el órgano, Myriam se ponía a escuchar canciones y las sacaba de manera lírica.

“Quiero ser yo siempre”, frase que Myriam ha utilizado cada vez que se le compara con artistas de talla internacional y que además admira como son: Celin Dion, Whitney Houston y Madonna. No es fanática de ningún deporte aunque le gustan muchos los caballos, ni es fanática de ningún equipo de fútbol aunque apoya a los equipos de su natal Monterrey, de los cuales no tiene predilección por alguno en especial. Aunque es poca de leerla, Myri asegura que su libro favorito es la Biblia.

Su ídolo, y “novio” como ella lo llama, es Pedro Infante (cantante y actor mexicano de la época de oro del cine Mexicano, años 40-50’s), de quien ha visto cada una de sus películas y ha escuchado muchas de sus canciones, y le gusta saber anécdotas de la vida de él. Sin pretender imitar o parecerse a nadie, admira a Silvia Pinal, Sara García, Elsa Aguirre y Gael garcía; en el ámbito histriónico. Sus películas favoritas son: Titánic y Sexo, Pudor y Lágrimas.

Myriam ha demostrado ser una mujer con valores y convicciones muy sólidos, que la han convertido en una persona que es admirada no sólo por sus cualidades como cantante, sino también por sus cualidades como persona y como un ejemplo a seguir, y prueba de ello es que dentro de sus clubs de fans se encuentran desde niños hasta personas de la tercera edad.

Los valores inculcados en Myriam la han llevado a forjarse un carácter muy singular y contradictorio, pasa de ser la niña más dulce e inocente hasta llegar a la mujer apasionada e intensa que muestra en el escenario. “Sentimental, cariñosa, luchona, trabajadora, intensa, apasionada y muy transparente” así se define así misma.

Sus convicciones
La mentira, el abuso y la injusticia, son cosas que realmente la hacen enojar, mirar la pobreza que nos rodea puede llegar a entristecerla muchísimo, la crueldad en la que viven los niños de la calle, las innecesarias y absurdas guerras son aspectos de la vida que detesta.

Para ella no hay mayor injusticia que el aborto, “nadie tiene el derecho de quitarle la vida a alguien”, la familia lo es todo y en ella se refugia para luchar contra los grandes males de nuestro tiempo. Para Myriam la dogradicción es sinónimo de muerte y el SIDA denota irresponsabilidad; “el sexo se debe hacer con amor, con seguridad y protección”, aunque no lo he probado” apunta sobre ese tema tan delicado y común en la actualidad. De religión católica, reza cuando siente la necesidad de hacerlo y no sólo para pedir por algo en especial. “Dios lo es todo, lo mas importante”.

La oportunidad: La Academia
“La Academia” es el nombre del reallity show (año 2002), a través del cuál Myriam se dio a conocer. Como ella lo dijo: “La Academia llegó en el mejor momento, cuando mas desesperada estaba”. Es a través de esta convocatoria que Myriam vio la oportunidad de poder alcanzar uno de sus mas grandes sueños: SER UNA CANTANTE RECONOCIDA, para lo cual adicionó el día 26 de mayo de 2002.

Una vez seleccionada entre miles de aspirantes, “La Academia” le dio la gran oportunidad de ser observada por millones de mexicanos las 24 hrs. del día, permitiendo así, que la audiencia la fuera conociendo tal y como es: dulce, tierna divertida, creativa, ocurrente, tenaz, incansable, enojona y muy transparente. La noticia de que quedó seleccionada, llegó en un juego de boliche, la complicidad de sus amigas permitieron que la sorpresa tuviera el efecto deseado, la incredulidad y emoción al saberse seleccionada, la hizo desbordarse de felicidad y de lágrimas de emoción.

Los primeros días dentro de la academia fueron difíciles, su forma de ser no era creíble (por su ambivalencia niña-mujer), lo cual le trajo muchas burlas, pero aun así ella disfrutaba de cada momento, pero hacia falta algo, no estaba completa, sentía la necesidad de comunicarse y ser escuchada, y a quien eligió como compañera, cómplice, amiga y confidente, fue “alguien” que la seguía y observaba en todas partes y a cada momento: la cámara de televisión, y mágicamente se comenzó a generar un vinculo entre ella y los tele-espectadores, a través de lo que ella llamó “su camarita”. Este detalle que hizo uno de ella uno de sus sellos característicos, dentro de “La Academia”, es la razón por la cual su club oficial de fans y página web se hacen llamar MYRIAMCAMARITA.

El trabajo era duro, las clases muy estrictas, cada canción un reto y los domingos el sufrimiento de pensar que tal vez seria ella la expulsada (y faltó poco para serlo, ya que 30 votos fueron la diferencia para ser la primera en abandonar el sueño), pero su destino era otro, los regaños y las criticas eran un reto para mejorar en cada actuación, gran cambio vivió al cantar “quien como tu”, dejando ver en ella esa niña que se trasformaba en mujer al interpretar una canción.

El cariño de la gente iba en aumento y con ello los votos, pero algo la haría sufrir de nuevo, el desprecio de su amiga, semana difícil, canción muy especial, necesitaba darle su toque personal, y así lo hizo, el ingenio y la chispa que mostró le valieron los elogios del director de la escuela; “Como la Flor” seria el gran impulso que Myriam necesitaba para avanzar con paso seguro por su formación académica. Cada nueva interpretación era algo mágico para el tele-espectador, ya que fuera del escenario parecía ser una niña juguetona, sentimental y distraída, y cuando pisaba el escenario se transformaba en una mujer que entregaba el corazón en cada interpretación, convirtiéndose un día en la primer participante del concurso en lograr que el público se pusiera de pié a aplaudirle su interpretación de la canción “Mudanzas” llevándose las palmas del jurado y las felicitaciones de sus maestros. Esta interpretación fue el parte aguas de su estancia en “La Academia”, el reto mas difícil por el significado y por ser una canción interpretada anteriormente por una de las grandes del espectáculo nacional. Hoy esta canción es himno en voz de Myriam.

Entre clases, regaños, juegos, aprendizajes y extrañando a su familia, pasaban las semanas, y veía con tristeza como cada uno de sus “hermanos”, como ella los llamaba, dejaba su sueño, al ser expulsados del concurso cada semana. Cada día el talento era más cultivado y semana tras semana las interpretaciones iban adquiriendo mayor dificultad, pero para Myriam representaban nuevas oportunidades de mostrar todo lo que traía en su interior, hacer sentir a la gente, transmitir los sentimientos. Cada canción que interpretaba le valía el irse afianzando en el gusto del público mexicano, e incluso más allá de las fronteras de México.

El esfuerzo y la lucha constante por superar cada actuación tenían su recompensa cada domingo, logrando poner de pie al auditorio en 7 ocasiones más y perfilándose como una de las favoritas para ganar la gran final. Grandes actuaciones le valieron los elogios de muchos críticos de música, “El me mintió, De mi enamorarte, Cómo te va mi amor, Te quedo grande la yegua, Sombras” fueron algunos de los títulos que la llevaron con paso firme a la gran final.

El Auditorio Nacional, en la ciudad de México, fué el marco para coronar el esfuerzo realizado por mas de 5 meses, 10, 000 personas vivieron la magia de la culminación de una carrera por el triunfo, millones de personas vieron la entrega de 5 personas dejando el alma en cada interpretación, pero sólo una de ellas les robó el corazón, para así, lograr el gran triunfo que la acreditaría como la gran ganadora de la primera generación de “La Academia”. Quedando así en la historia de la televisión mexicana el hecho de ser la primera ganadora no sólo de un reality show musical, el primero en realizarse en México, si no de la transmisión televisiva más exitosa y de mayor rating de TV Azteca (la televisora que transmitió “La Academia), y quizá uno de los mas exitosos de la televisión latinoamericana y de habla hispana en los Estados Unidos.

Myriam Una Mujer
Myriam Montemayor Cruz no se imagina vivir un futuro sin ser cantante: “Yo no hubiera podido vivir sin ser cantante. Mi vida siempre ha sido con esa mentalidad”. “No me siento como cenicienta porque es un sueño que siempre esperé y ahora que llegó, llegó a lo grande, y voy a trabajar para mantenerme aquí, y para que la gente siga apoyándome”. Actualmente Myriam goza de una gran popularidad entre los fans que han seguido todo lo referente a los ex-academicos de La Academia. El primer reality show en Mexico que logro atraer la atencion de miles de mexicanos y latinoamericanos en norte, centro y sudamerica.

Con cuatro discos y un DVD en su haber: El primero, Mi Historia En La Academia, con mas de 250,000 copias vendidas. El segundo, Una Mujer, su primer disco inedito que a una semana de de su lanzamiento, rompio todos los records de ventas y expectativas que se tenian en los ultimos años por un artista, Una Mujer Edicion Especial, que incluye dos temas nuevos e ineditos y otros temas que Myriam interpreto durante el Desafío de Estrellas, y el más reciente Myriam; Lo que soy, lo que pretendo y lo que fui, con el cual logro disco de oro a menos de un mes de el lanzamiento de este. Mi Historia En DVD, al igual que los otros discos, rompio expectativas al obtener un lugar entre los mas vendidos. Asimismo como parte importante de los programas Desafio de Estrellas, Homenaje A, giras de la Academia por la republica mexicana y por el extranjero y sus participaciones en eventos masivos. Esta joven artista se perfila como una promesa dentro del ambiente artistico mexicano para perdurar y traspasar fronteras.

ALBUMS DE Myriam